Go Back
+ servings
Imprimirlo
albóndigas

Albóndigas

Deliciosas albóndigas en salsa roja! Suaves, jugosas, deliciosas... Solo hay que seguir el paso a paso! Perfectas para servirlas sobre pasta, agregar queso parmesano rallado, albahaca o perejil fresco.
Categoría Acompañante, Entrada
Cocina Italiana
Preparación 15 minutes
Cocción 25 minutes
Total 55 minutes
Porciones 20 unidades

Ingredientes

Para las Albóndigas

  • 2 libras carne molida de res o cerdo una la mezcla de ambas
  • 2 tallos cebollín picados finamente (scallions)
  • 1/4 cebolla cabezona blanca pequeña y picada finamente
  • 2 cdas perejil fresco picado finamente
  • 1 ajo finamente picado o 1/2 cdta polvo de ajo
  • 1 huevo
  • 1/2 taza panko, pan rallado o avena molida
  • 1/4 taza leche (opcional)
  • 3/4 cda sal regular
  • pimienta al gusto

Para la Salsa

  • 1/4 cebolla cabezona blanca pequeña y picada
  • 3 tomates grandes maduros y picados
  • 2 cdas pasta de tomate
  • 1 1/2 tazas caldo de res o de pollo
  • 1/4 cdta azúcar blanco
  • sal y pimienta al gusto
  • comino al gusto
  • 2 cdas aceite
  • 1 cda mantequilla
  • picante al gusto (red pepper flakes)
  • hierbas de olor (tomillo, laurel, salvia, albahaca)
  • 1/4 taza vino rojo seco o vino de cocina (opcional)

Instrucciones

Para las Albóndigas

  1. Ingredientes
    albóndigas
  2. Cortar finamente el ajo, el cebollín (cebolla larga, scallions) y la cebolla cabezona.
  3. Poner en recipiente grande la carne, añadir el ajo, el cebollín, la cebolla, sal y pimienta. Pueden agregar pimentón finamente picado si desean. Mezclar con las manos limpias.

    albóndigas
  4. Incorporar el huevo.
    albóndigas
  5. Agregar la leche, seguir mezclando.

    albóndigas
  6. Añadir el panko, avena o pan rallado, si la consistencia es muy pegajosa, agregar un poco más.

    albóndigas
  7. Incorporar el perejil lavado y finamente picado. Revolver todo muy bien.
    albóndigas
  8. Cubrir el recipiente con plástico y dejar reposar por 15 minutos.
  9. Comenzar a armar las albóndigas del tamaño de una pelota de golf, con las manos muy limpias.
    albóndigas
  10. Ponerlas las albóndigas directamente sobre la salsa.
    albóndigas
  11. Cocinar a fuego medio por 15-20 minutos dando vuelta de vez en cuando hasta que estén bien cocidas.
    albóndigas
  12. Servir calientes sobre una cama de pasta. Agregar abundante salsa, queso rallado y albahaca o perejil fresco.
    albóndigas
  13. Otra opción es pasarlas por harina de trigo, retirando el exceso. Se pueden incorporar a la salsa así, solo para espesar un poco.

    albóndigas
  14. O si prefieren, se fríen ligeramente en aceite, se escurren en toallas de papel. Se añaden a la salsa hasta que estén cocidas.

    albóndigas

Para la Salsa

  1. Ingredientes
    albóndigas
  2. Picar la cebolla y el tomate sin cáscara.
    albóndigas
  3. Poner una sartén con aceite y mantequilla a fuego medio alto. Se agrega la cebolla hasta que esté transparente. Luego se añade el tomate.
    albóndigas
  4. Se deja conservar unos dos ó tres minutos. Agregar el comino, la sal, la pimienta y las hierbas de olor. Luego de sofreír, si usa vino, este es el momento de incorporarlo y dejar que reduzca un poco. La salsa no puede tener mucha sal, pues las albóndigas ya llevan sal y si se va a terminar el plato con queso rallado, este también tiene. Mantener el equilibrio.

    albóndigas
  5. Incorporar el caldo y la pasta de tomate. Revolver con cuchara de madera. Dejar por unos minutos más.
    albóndigas
  6. Agregar el azúcar para balancear el ácido del tomate y el picante preferido al gusto (red pepper flakes). En este punto pueden agregar algunas hierbas frescas o secas como tomillo, laurel, albahaca o salvia al gusto.
    albóndigas
  7. Dejar hervir y bajar el fuego a medio. Verificar sabor. Tapar y dejar por unos 8 minutos. Si desean una salsa más fina pueden licuarla, retirar antes las hierbas de olor.

  8. Servir calientes. Son deliciosa solas, acompañando arroz o pasta.

    albóndigas
  9. Otra buena idea es ponerlas en un sandwich en pan baguette y queso provolone.

Notas de la Receta

Otra manera de hacerlas es después que están armadas, se pasa cada una por harina de trigo, se les quita el exceso de harina, se incorporar así a las salsa con el fin de espesar o se pueden sofreír ligeramente en un poco aceite. Se retiran y se ponen sobre toallas de papel para retirar el exceso de grasa. Luego se agregan a la salsa.

Se puede usar carne molida de res, de cerdo, ternera e incluso pollo.

Si no tienen mucho tiempo para preparar la salsa o no tienen tomates maduros disponibles, pueden usar alguna de las salsas rojas para pasta que ya vienen listas, sazonar al gusto y poner un poco de caldo si está muy espesa. También se pueden usar los tomates que vienen en lata, los mejores para esta preparación son los San Marzano que vienen de Italia.

Los vegetales que van mezclados con la carne puede ir crudos o salteados previamente.