Ajos Confitados

461

Si les gusta el ajo tanto como a mí, esta receta les va a encantar! Es muy práctica para conservar los ajos en aceite y usar tanto los ajos como el aceite en diferentes preparaciones. Normalmente tengo muchos ajos en casa y para que no se me pierdan, me gusta confitarlos, es un proceso muy fácil y se necesitan muy pocos ingredientes.

Ajos Confitados ©antojandoando.com

Los ajos deben ser preferiblemente de buen tamaño, frescos y de buena calidad. Si usan ajos viejos, el resultado no va a ser el mismo. Confitar es cocinar los ingredientes en azúcar (en el caso de las frutas) o en aceite a muy baja temperatura (carnes, aves, pescados, verduras y hortalizas). En el caso de los ajos, pierden fuerza y ese gusto picante pero el sabor se realza aún más y tendrán ajos listo y bien conservados en cualquier momento para sus preparaciones favoritas!

Ajos Confitados ©antojandoando.com

Los ajos tienen que separarse y se les retira la piel. Si desean les pueden quitar el germen verde que tiene en el centro. Se cocinan a fuego bajo, hay que estar mirando que el aceite no vaya a hervir, a veces es difícil controlar el calor en las estufas. El aceite debe ser de oliva de la mejor calidad, se agregan hierbas al gusto, se puede usar romero, salvia, orégano, laurel, tomillo o la que más les guste. Si quieren darle al aceite un toque picante, pueden poner una guindilla o chile fresco junto con los ajos. Como el fuego es mínimo, el aceite no pierda sus propiedades, los ajos se van cocinando y ablandando lentamente mientras absorben el aceite y van tomando un color dorado. Las hierbas liberan su olor y el resultado, es un aceite delicioso, saborizado y muy aromático.

Ajos Confitados ©antojandoando.com

Se pueden almacenar los ajos con todo el aceite en un frasco de vidrio limpio con tapa, dejarlo en un lugar seco y a temperatura ambiente como cualquier aceite por algunas semanas. O se puede mantener hasta por 3 meses en la nevera pero obviamente se compactará. Sacar con tiempo de la nevera la cantidad deseada para las preparaciones, que tome la temperatura adecuada y el aceite se torne líquido. Lo que yo hago muchas veces es poner los ajos con algunas hierbas y aceite que los tape en un contenedor y aparte el aceite restante con las demás hierbas en otro contenedor, este último no necesita refrigeración, como mejor les convenga. A disfrutar estos maravillosos ajos confitados!

Recetas que les pueden interesar Baba Ghanoush , Hummus , Pasta de Ajo , Mojo de Ajo

0 from 0 votes
Ajos Confitados
Preparación
8 mins
Cocción
30 mins
 
Ingredientes
  • 2-3 cabezas ajo
  • aceite de oliva suficiente para cubrir los ajos
  • hierbas de olor (tomillo, laurel, salvia, orégano)
Instrucciones
  1. Separar cada uno de los dientes de ajo y retirar la piel. Los pueden dejar enteros o si son muy grandes, cortarlos a la mitad y retirar el germen si gustan.

  2. En una olla se ponen los ajos con el aceite.

  3. Se agregan las hierbas de olor al gusto, no se necesitan demasiadas. Le puse tomillo y salvia.

  4. Poner el fuego en medio bajo. El aceite debe estar caliente que suelte unas pocas burbujas pero que no hierva. Hay que vigilar el aceite constantemente.

  5. Dejar por 30 minutos o hasta que los ajos estén dorados y blandos.

  6. Se dejan enfriar y se ponen en un frasco de vidrio con tapa. De esta manera se pueden conservar unas semanas a temperatura ambiente.

  7. O guardar hasta por 3 meses en la nevera. También se pueden almacenar por separado el aceite y los ajos con suficiente aceite que los tape.

  8. Si están en nevera se va a compactar. Sacar la cantidad que necesitan con anticipación para que el aceite regrese a su estado natural.

Notas de la Receta

Si quieren darle un toque picante, poner a confitar junto con los ajos, un chile fresco entero que sea de su gusto.

Yo agrego una buena cantidad de aceite, aprovecho para usarlo en muchas preparaciones.

Pueden conservar los ajos en un frasco aparte con suficiente aceite, que no queden secos. Y el aceite restante, lo pueden reservar junto con las hierbas en otro frasco si les parece más práctico.

Artículo anteriorGuiso de Cola de Res
Artículo siguienteBagre Guisado
Hola, soy Patricia. Nací y crecí en Colombia. Publicista de profesión, madre, abuela, ama de casa, amante de la fotografía, la música, el arte y las manualidades. Estamos radicados con la familia en Colorado, aunque vivimos por muchos años en California. Desde que recuerdo he estado rodeada de cocinas y fogones, primero con mi abuelita, luego con mi mami y ahora yo sigo esa maravillosa tradición. Mi intención es que la gente retome y recuerde las recetas, los sabores y aromas de la cocina tradicional colombiana; especialmente los que viven fuera del país. Son platos simples pero deliciosos y lo mejor de todo es que solo tienen que seguir el paso a paso! Gracias por visitarnos.